Los titanes del metal extremo, ARCH ENEMY, se enorgullecen de presentar el nuevo vídeo del tema “Yesterday is Dead And Gone” (dirigido por Patric Ullaeus) que ya puedes ver en exclusiva en la web de Rolling Stone España.

http://www.rollingstone.es/noticias/view/la-mujer-mas-bestia-del-heavy-metal

Michael Amott comenta: “Aquí está el acompañamiento visual de nuestro nuevo tema, “Yesterday Is Dead And Gone”. Como veréis, hacerlo fue toda una pelea. El nuevo ‘Khaos Legions’ es nuestra creación más diversa y musical. Nos morimos de ganas de que empiece el Khaos por todo el planeta!!”

La mujer más bestia del heavy metal

Si escuchas su voz y ves su imagen no puedes creerlo: cómo es posible que de ese estilizado cuerpo salga un voz tan endemoniada. Angela Gossow, la gutural vocalista de Arch Enemy, va a su bola: cambió a los Beatles por Slayer de la noche a la mañana, ha descubierto el punk anárquico cerca de sus 40 y cruza fronteras con marihuana. Hablamos con ella. Por Ivar Muñoz-Rojas

Algo le pasó a Angela Gossow entre los 14 y los 16 años. En ese periodo pasó de escuchar a los Beatles, Cream y otros clásicos del rock a adentrarse en el oscuro mundo de Morbid Angel, Death y otras bandas que asentaron las bases del death metal, rama ultra veloz, gutural y extrema del heavy. Esta alemana, de 36 años, al frente de Arch Enemy, banda sueca puntera de este género, explica su metamorfosis: “De casualidad, descubrí un programa de radio, de la BBC, que ponía esta música. Escribía los nombres de estos grupos en mis cuadernos, en el colegio, y se me acercaban compañeros que también los oían. Hasta entonces me había sentido aislada en mis gustos”. Así fue cómo Angela dejó atrás sus primeros pinitos musicales, con el acordeón y la guitarra, para convertirse en la cantante más bestia del rock duro. Habla rápido, y por momentos atropellado, sobre cómo descubrió su voz gutural de adolescente, de qué la ha llevado al punk estando cerca de los 40 años y, cómo no, del próximo disco de su banda, Khaos legions, un grito anárquico y crudo frente a los turbulentos tiempos que corren.

– Cuando el punk llega en los 40
El próximo álbum de Arch Enemy, Khaos legions (a la venta a finales de mayo), está cargado de consignas anárquicas: banderas negras, rechazo a la autoridad… “En enero pasado estaba grabando las voces para el disco. Con cómo se pusieron las cosas en Oriente Medio tuve que escribir de nuevo varias letras para el disco”, explica Angela. El entorno influye. Aclara que estos nuevos temas, más crudos que los de trabajos anteriores, son un canto a la libertad y a la rebeldía. Para canalizar su rabia le ha ayudado empaparse con Crass, Discharge y otras bandas insignes del punk de corte político. “Hasta ahora nunca había escuchado estos grupos”, cuenta. Como dijo alguno, el punk no está muerto. Tampoco en la frontera con los 40.

– La entrevista que todo lo cambió
Los recientes descubrimientos musicales de Angela han tenido mucho que ver con Michael Amott, guitarrista de Arch Enemy, su compañero sentimental y un veterano en esto del heavy extremo. Los dos son las cabezas de Arch Enemy. Se conocieron cuando ella trabajaba de periodista y entrevistó a esta banda. La joven reportera aprovechó para pasarle a su futura pareja una maqueta, con ella cantando, y acabó por hacerse con el requerido puesto. Entró en la banda en 2000 para sustituir al anterior vocalista. Un flechazo y el nacimiento de un tándem musical fructífero.

– Con cuerpo de Fergie y voz de Sepultura
La rubia cantante recuerda con claridad cómo descubrió sus inusuales dotes vocales: “A los 16 años solía poner discos de Death [banda pionera del death metal] en mi habitación y gritaba sobre sus canciones. ¿Si los vecinos se asustaban? No. Vivía en una casa, en un pueblo pequeño alemán, sin gente cerca”. Nunca probó a entonar de otra manera y con los años ha perfeccionado su estilo, yendo a clases de canto. Aclara: “Una mujer está más limitada para el death metal que un hombre, que tiene más apoyo por su musculatura y cuerpo. Pero se puede hacer, claro que sí”, explica. No hay duda: su físico se acerca al de una teutona Fergie, de los Black Eyed Peas, su voz a la de Max Cavalera, el vocalista clásico de Sepultura.

Angela sabe cómo buscar a la cámara.

“Con música clásica hago mejor las cuentas de la banda”
“Yo soy uno de ellos”, matiza Gossow, al responder sobre cómo es ser mujer en una banda ligada a un público predominantemente masculino. Habría que matizar su rol: además de vocalista, ella ejerce de mánager del grupo, coordinando entrevistas, conciertos… Sus jornadas son, asegura, de 14 horas. “Me pongo a Tchaikovsky cuando hago las cuentas de la banda. La música clásica es buena para ello. El heavy es mejor para salir a correr”, cuenta, riendo, Angela.

Los dichosos perros de la policía noruega
En el vídeo del último single de Arch Enemy, Yesterday is dead and gone, salen jóvenes encapuchados, enfrentándose a autoridades, en una revuelta. Su estética va acorde con el mensaje de rebeldía anárquica de este adelanto de Khaos legions. Aunque para Angela los contratiempos suelen aparecer con los perros de la policía. Cosas de viajar con porros encima. “Los únicos problemas que he tenido con la policía es por llevar marihuana. El pasado verano se me echaron encima unos perros de la policía, en una frontera noruega. Me puse muy nerviosa por si no nos daba tiempo a llegar al festival donde tocábamos por la noche. Deberían legalizar la hierba”, suelta esta vegetariana convencida.

Aquí puedes ver, en estreno exclusivo en nuestro país, el vídeo musical de Yesterday is dead and gone, de Arch Enemy:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.