Si no te gusta el Heavy Metal y de pronto pones atención a las letras de Bloodbath’s cannibalistic canción “Eaten”, algunas personas probablemente creerán que este tipo de música promueve la violencia y el mal.

Pero según una investigación psicológica realizada por el laboratorio de música de la Universidad de Macquarie, los aficionados a esta música no son “insensibles” a las imágenes agresivas.

Las personas que escuchan Heavy Metal no son violentas

El profesor William Forde Thompson, de la Universidad Australiana, realizó una investigación y estudió el impacto emocional de la música en los oyentes. Se llego a la conclusión que los fans del Heavy Metal son buenas personas y no sienten la necesidad de cometer ningún acto de violencia. Sólo les gusta escuchar música más pesada.

La prueba fue aplicada a 80 fans del Heavy Metal que escuchan canciones death metal o pop mientras miran imágenes emocionalmente contrastantes. Por un lado se mostraban imágenes inocentes y neutrales, mientras que por el otro lado se mostraban imágenes más fuertes con escenas de violencia. El estudio aplicado fue uno conocido como “rivalidad binocular”, cuando un participante ve una imagen neutra en un ojo y una imagen violenta en el otro, a menudo presta más atención a la imagen violenta.

En cuanto a la variación musical del estudio, los participantes escucharon una de dos canciones: Bloodbath’s “Eaten” y Pharrel’s “Happy.”

El objetivo de la prueba era examinar hasta qué punto los cerebros de los participantes llamaban la atención sobre las imágenes brutales por encima de las imágenes agradables y hasta qué punto la música influía en su sensibilidad. Thompson llego a la conclusión que los participantes prestaban más atención a las imágenes brutales que a las imágenes inocuas basadas en la biología. Los ojos se mueven hacia la imagen violenta e informan al cerebro si lo que ven es una amenaza.

heavy metal

Los resultados mostraron que los fanáticos del metal no eran insensibles a la violencia y tenían la misma respuesta emocional a las imágenes agresivas que los participantes no metálicos. Porque si estuvieran anestesiados, reaccionarían con indiferencia a ambas imágenes. Este es un grave problema al que se enfrentan muchos grupos de padres, religiosos y de censura con respecto al hard rock y al heavy metal.

Referencias: Who enjoys listening to violent music and why?,  https://www.researchgate.net/publication/322755888_Who_enjoys_listening_to_violent_music_and_why