METALWAY/MONSTERS OF ROCK

Aquí os traemos un artículo publicado en un periódico local hace unos días en el que nos informan de que al parecer la ubicación definitiva de ambos festivales será, como se venía diciendo de un tiempo a esta parte, Zaragoza.

Después del anuncio hecho por la máxima responsable cultural del Consistorio zaragozano, Pilar Alcober, en el consejo de administración de la Sociedad Zaragoza Cultural de ayer, las incógnitas sobre el Monsters of Rock/Metalway Festival y el Zaragoza Ciudad Hip Hop Festival solamente residen en la definición total y profundidad de sus carteles. Al hilo de la afirmación de la consejera, las fechas serán las previstas: 27 y 28 de junio para el hip hop y 11 y 12 de julio para el metal.

Como ya se reseñara en su día en estas páginas, los dimes y diretes sobre ambos festivales han sido dignos de un paseo en montaña rusa en los últimos tres meses. Se ha pasado del sí al no varias veces, con diversidad de formatos organizativos y baile de fechas. Después de la marejada política de los últimos diez días en el seno de Zaragoza Cultural, y una vez reunida la consejera y los responsables técnicos de esta sociedad con los promotores y organizadores, se decidió apostar por ambos festivales.

Hay limitaciones, lo que no es óbice para presentar un cartel de altura que satisfará a los incondicionales del doble pedal y los riffs supersónicos. En el caso del Monsters, la entrada de la «denominación de origen» Metalway para el segundo día del fin de semana metalero en Zaragoza implica la llegada a la Feria de Muestras de las bandas que tocarán una noche antes en Mérida, en el novedoso festival Vía de la Plata. Las promotoras catalanas Gamerco y Rock’n’Rock unen fuerzas en este envite para traer el sábado 12 de julio a Iron Maiden, Slayer, Iced Earth, Avenged Sevenfold, Lauren Harris y Rose Tattoo. En Mérida estarán también los hermanos Castro al frente de su Barón Rojo, pero no hay certeza de que también se sumen al convoy de la mañana siguiente hacia Zaragoza.

Para el 11, la gran estrella, lo han anunciado ellos mismos, son los Twisted Sister. La banda neoyorquina liderada por el guitarrista Jay Jay French y el vocalista Dee Snider, que volviera a la arena en 2003 tras quince años de silencio y otros quince (desde 1973) de mucho ruido, ha hecho gala desde siempre de un directo barroco. Desde la apariencia de sus integrantes a la puesta en escena, con un punto Alice Cooper, que se entiende además por coetáneo, los Twisted Sister son una de esas referencias intocables para el metal.

Rage, que ya estuvo a punto de venir en la pasada edición, Obituary y los suecos Soilwork son las demás bandas que apuntan a un cartel que busca representación patria para cerrarse, aparte de incorporaciones y cambios de última hora. Como ya trascendió, el aporte municipal será una cantidad económica por determinar, inferior a los 200.000 euros.